La intensidad de la actuación está reflejada por formas que buscan representar visiones propias del mundo. La clave está en darse cuenta cuál es el medio interno para llegar al corazón del público. La actriz Luciana Blomberg, quien le dio vida a la divertida Sofía Bravo, en la conocida teleserie “De Vuelta Al Barrio”, lo hace constantemente, incluso en cuarentena. En esta entrevista nos cuenta acerca de la evolución en su carrera, las mujeres que la inspiran y cómo se entretiene estos días en casa. Conócela.

Sensible, pero directa. Luciana es peruana y tiene 27 años; es completamente abierta y real. Se deja llevar por los momentos y ofrece entrega total detrás de las cámaras y en el lado personal. Desde pequeña, la actriz confiesa que tuvo un gusto repentino por las artes escénicas. Blomberg deseaba crear efectos positivos en los demás a través de interpretaciones que, sin duda, le permitirían desarrollarse a conciencia más adelante. “Cuando era chica me gustaba mucho observar el comportamiento humano, y me disfrazaba y creaba personajes. Con el tiempo fui entendiendo que yo quería contar esas historias que veía y desde mi lugar ayudar a que todos podamos sentirnos identificados con las cosas que vemos”. Lo más importante vendría después: cultivar una verdadera intención. A los 17 años, Luciana se sentía lista para poner a prueba en una destacada escuela profesional su capacidad actoral, pero, sobre todo, la pasión que llevaba adentro. “Decidí entrar al Club de Teatro de Lima; estuve poco tiempo ahí, pero reconfirmó que era a lo que me quería dedicar. Creo que sin esfuerzo no habría talento, porque todo en esta vida hay que cultivarlo”.

En la carrera de actuación, la empatía y las relaciones de colaboración son esenciales para mejorar la calidad en el trabajo y el bienestar de cada intérprete. La famosa teleserie “De Vuelta Al Barrio” producida por Gigio Aranda y Efrain Aguilar, ha sido uno de los proyectos más grandes y que más ha cultivado estas herramientas fundamentales en Luciana. “La serie me ha enseñado muchas cosas. Desde estar ahí para mis compañeros, hasta recibir todo de ellos. El nivel de profesionalismo que hay en esa producción nunca antes lo había vivido. Soy muy afortunada, pero al mismo tiempo, sé que me he esforzado muchísimo para conseguir las cosas que tengo”. Su papel, Sofía, es el que más ha disfrutado en su carrera. Le ha generado risas, emociones muy positivas y un grado de energía agradable. “He tenido más tiempo para construirla, sin duda. Me divierte mucho interpretarla; es una extremista ¡La amo!”. Luciana, confiesa además que ha tenido una mejor relación con su personaje gracias a que comparten algunos sentimientos e ideales. “Yo creé el personaje con ayuda de los directores y guionistas. Ella y yo siempre queremos luchar por las causas de las personas que no tienen voz”.

Confiar en los talentos de sus compañeros representa la posibilidad de dejar a un lado la rivalidad y empezar a hablar de solidaridad, apoyo mutuo e incluso inspiración. Para Luciana, algunas de sus referentes de la actuación más importantes son mujeres y peruanas como ella, y con quienes confiesa le encantaría llegar a tener la oportunidad de trabajar. “No hay una sola persona que sea mi inspiración; creo que a lo largo de mi vida voy conociendo muchas personas que me inspiran y me ayudan a ser mejor. Hay tantas mujeres que me inspiran que nombrarlas sería ser mezquina. Le agradezco infinitamente a mis amigas porque me enseñan cosas todos los días y es con quienes más convivo. Mi familia siempre será parte esencial de mi inspiración, no habrían personajes sin ellos”. En el desarrollo de su profesión, Blomberg desea sentirse rodeadas de mujeres que la impacten personalmente, y de esta manera le permitan seguir empoderando su capacidad de liderazgo, habilidades, sensibilidad y confianza en ella misma.

Visibilizar nuestros avances es un tema pendiente que todos luchamos por conseguir día a día. Actualmente, ante el sentido contexto de la pandemia por el Coronavirus,  COVID-19; es más difícil darle vida a nuestros logros, aún así, esto no significa una excusa para no llegar a cumplirlos. Luciana tiene una visión particular sobre este tema, que apunta a aprovechar el tiempo, conocernos a fondo y crear nuevos compromisos. “Solo estoy viviendo el día a día, con toda la coyuntura es un poco apresurado decir que va pasar mañana, así que por ahora disfruto de mi vida creando y haciendo cosas que me hacen sentir bien. Me gusta hacer muchas cosas a la vez. En mis tiempos libres, cocino, escribo, canto, patino, dibujo, pinto; depende de cómo me sienta en el momento”. Esperamos ver muy pronto a Blomberg en el escenario y la pantalla grande, dos espacios de transformación que son capaces de superar nuestros miedos, motivarnos con responsabilidad e inspirarnos para lograr nuestros sueños por más lejanos que los veamos. Finalmente, la actriz se despide con esta reflexión. “Nunca se rindan. Sé que suena a cliché, pero la única forma en que tú puedes conseguir algo es con mucho trabajo y esfuerzo. Algunas veces va ser más duro y vas a pensar que no lo vas a lograr, sin embargo, si te lo tomas enserio y te la crees, les aseguro que pueden conseguir lo que quieran”.

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments