Cocinar es sinónimo de tres cosas: expresar, trabajar duro y creatividad. Se trata de una actividad que supone jugar con las temperaturas, técnicas de cocción, las texturas de los alimentos, entre otras diversiones. King Kronuts es una cafetería que nació en el 2014 en Perú gracias a Rodrigo Villanueva y Ximena Delgado, dos jóvenes emprendedores que decidieron juntarse para desarrollar en nuestro país la deliciosa idea del famoso chef y pastelero Dominic Ansel: la fusión entre un croissant y un dónut. ¿También quieres ir corriendo a probarla apenas acabe la cuarentena? Conoce más sobre la marca y sus fundadores en esta entrevista.

Todo comenzó en Nueva York hace más de cinco años. Rodrigo y Ximena descubrieron este curioso concepto hecho postre, que provocaría en ellos un efecto fundamental, ser mejores personas a través de la comida. Ximena, una de las creadoras, nos cuenta las razones que los motivaron a empezar este proyecto.“Siempre supe que mi camino profesional sería construir un negocio propio, me apasiona crear y desarrollar marcas desde 0, pero sobre todo que tengan una filosofía que impacte. Cuando Rodrigo me presento el producto me gustó muchísimo y casi de inmediato supe que tendría un gran potencial en el mercado peruano”. 

Luego de un año atendiendo por delivery desde su casa, Rodrigo y Ximena decidieron que estaban listos para trabajar en una nueva meta juntos: poner su primer local y estar dispuestos a expandirse. “Decidimos enfocar la propuesta de valor de nuestra marca hacia una cafetería de comida creativa que ofrezca a sus clientes platos totalmente innovadores que no encuentres en otros lugares. Desde ahí nuestra carta cuenta con: hamburguesas, ensaladas, sandwiches, bowls, lasagnas, helados, bebidas y más”. Con el tiempo las intenciones fueron transformando las ganas de trabajar cada vez más y gracias al esfuerzo —que nunca desapareció—consiguieron abrir tres cafeterías y hacer crecer el negocio internacionalmente. “En diciembre del 2019 abrimos nuestra primera cocina oculta para delivery, estamos desarrollando el formato de módulos express para centros comerciales que debería iniciar en el 2021 y hemos firmado un contrato de franquicia con un operador de restaurantes chileno que esperamos efectuar este año”, nos cuenta Ximena muy entusiasmada.

Trabajar en un negocio propio es todo un reto. Para algunos, como Ximena y Rodrigo, se trata de una ventana que nos permite salir y llegar a algún lugar que nos gustaría a todos. Pero echar a andar un proyecto independiente también podría tener trampas, miles de preguntas importantes, como, qué queremos hacer y a dónde queremos llegar con esto. Ximena nos habla qué es lo que más valora de estas interrogantes y sus respuestas. “Lo que más me gusta es tener la posibilidad de formar equipos de trabajo y capacitar a personas para alcanzar su máximo potencial. Asimismo, me encanta encontrarme con problemas o dificultades que me retan a encontrar soluciones creativas y sobre todo sacar un aprendizaje de ellos”. Sin duda, los errores y pruebas forman parte del camino del emprendimiento, y para hacerlo de la manera correcta, pese a sus complejidades, es necesario el trabajo de cooperación, conectar con el alrededor y las aspiraciones del resto. “Actualmente somos 5 socios y el éxito en nuestra sociedad se da gracias a que tenemos claras las responsabilidades de cada uno. Asimismo, hemos aprendido a comunicarnos de manera efectiva para tomar buenas decisiones en conjunto, el respeto y la tolerancia son cosas fundamentales que aplicamos todos los días. Finalmente, tenemos directorios quincenales que nos permiten compartir ideas, aterrizarlas y luego salir a ejecutarlas”, explica Ximena.

Ximena está generando un emprendimiento motivador y de cambio. El crecimiento que han tenido ha sido muy grande y son un grupo comprometido en generar un impacto positivo en las personas con las que tienen la oportunidad de trabajar y en su público. Por esta razón, ha decidido compartir con nosotros y con ustedes siete consejos esenciales que debemos tener en cuenta si queremos empezar algo propio:

  1. “El producto perfecto no existe, se va creando en el camino. Ponte una fecha y empieza ¡YA!”
  2. “Conoce de cerca a tu cliente potencial para ofrecerle un producto/servicio a su medida”.
  3. “No necesitas un gran capital para empezar, empieza chico, ágil y creativo”.
  4. “Los números mandan, toma decisiones basada en data”.
  5. “No hagas un negocio por hacer un negocio, haz un negocio de algo que te apasione”.
  6. “Ten clara tu propuesta de valor. ¿Qué te diferencia del resto?”
  7. “Debes estar preparado para fallar, no te desanimes, aprende y sigue adelante”.

El proyecto de King Kronuts ha demostrado que si arriesgamos y confiamos en nuestro esfuerzo podemos lograr un modelo de negocio inspirador y que nos represente. Lo importante es expresar la verdadera visión y comenzar con pequeñas acciones que logren empoderarnos. Las condiciones las pone cada uno. Por último, cierran con esta reflexión. “Luchen por sus sueños y crean en ustedes mismos, las cosas no se vuelven más fáciles pero ustedes si se vuelven más fuertes. El negocio que hagas puede ser pequeño pero la visión tiene que ser grande. Nunca pares, nunca te conformes, hasta que lo bueno sea mejor y lo mejor sea excelente”.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments