Romper con lo tradicional siempre nos transforma a nivel personal, especialmente en el ámbito social, pues nos brinda la oportunidad de cuestionarnos y desaprender acerca de diferentes temas de la cotidianidad. Hace cinco años, Ileana Tapia, una joven emprendedora graduada de la Universidad del Pacífico, decidió romper con la norma y ofrecernos a las mujeres una posibilidad única: reconocer —por primera vez y sin miedo—la libertad de nuestro cuerpo. Para ello, fundó Sicurezza, la primera marca femenina de ropa interior sin costuras en el Perú, que actualmente cuenta con más de 10 puntos de venta en la capital, y próximamente se expandirá en el resto del país y el extranjero. Conoce más sobre ella en esta interesante entrevista.

Cada vez más mujeres están dejando de encasillar en un solo molde las cosas a las que hemos estado acostumbradas durante años, y la ropa interior particularmente siempre ha significado un problema. Pues, somos conscientes que varias de nosotras —en más de una ocasión—ha sentido molestia por tener que utilizar el típico sostén. Sí, ese mismo, el de los aros infernales y tiras dolorosas, que nos morimos por soltar al llegar a casa. Así como muchas mujeres, Ileana también se sentía realmente incómoda con ellos; decidió hablar al respecto y utilizar el poder de la empatía para darle inicio a su gran idea. “Mi principal motivación fue la necesidad de sentirme satisfecha. Quería encontrar un producto que nos hiciera sentir cómodas y seguras de verdad. Y por eso, salió el nombre ‘Sicurezza’ que significa “seguridad” en italiano”. Sin duda, se trataba de una cuestión urgentemente necesaria. Ileana, sin darse cuenta, rompió una vieja estructura y construyó una que incluía —sin juzgar— el cuerpo de todas las mujeres y que generaría un sentimiento de bienestar. “Todo comenzó como jugando en mi último ciclo de la universidad. Sin ninguna presión, decidí lanzar una marca de ‘invisible bras’ para solucionar y dar seguridad a las mujeres cuando salimos a eventos”. En ese momento solo existían los ‘natural bras’  pesados y gruesos que siempre nos han incomodado y durado poco”. Para Ileana, las mujeres en nuestro país y el resto del mundo nos merecíamos más de lo que ya teníamos. Era el momento de extinguir las costuras y darle paso a la revolución de la libertad. “Por muchísimos años hemos sido esclavas de la ropa interior tradicional porque no existía otra opción en el mercado. Para mí, poder transformar eso, lograr una vida sin daños, sin presiones, sin marcas y sobre todo darle a las mujeres la comodidad que se merecen es verdaderamente impactante”.

En los momentos de frustración es donde vemos que tenemos que dar el siguiente salto. Sin embargo, debemos reconocer que discutir y hablar sobre el futuro de un negocio también puede provocar momentos de estrés, quejas y ausencia de soluciones, pero eso depende únicamente de cada uno. Ileana nos cuenta cuál fue su motivo para avanzar y qué es lo verdaderamente importante cuando arrancamos con un emprendimiento. “Lo más importante es tener pasión por tu proyecto. Tienes que amar, pero sobre todo creer en lo que vas a hacer, pensando que posiblemente lo harás por el resto de tu vida. Una recomendación que les doy es validar su idea mediante focus groups o investigaciones antes de lanzarlo para mitigar el riesgo”. Sicurezza se había convertido para Ileana en su agenda del día a día y para cumplir las metas de su gran sueño fue necesario contar con el amor y motivación de las personas correctas en el ámbito personal y laboral. “Mi familia y enamorado han sido claves en este proceso, así como el apoyo externo que recibo a través de mentores, mi psicóloga y mi couch”. Ileana lo veía cada vez más claro. La etapa profesional y el recorrido que estaba siguiendo para superar todos los obstáculos merecían la plena. Consciente de su desafío, se planteó una nueva iniciativa: involucrarse desde el corazón para crear un compromiso profundo. “Hay que trabajar, amar y vivir con pasión. Hagan lo que hagan que sea con muchas ganas, esfuerzo y cariño. Preguntémonos, ¿quién creerá en ti, sino eres tú mismo? Por eso, nunca se rindan y confíen en ustedes siempre”. 

Soñadora, competitiva y resiliente, son las palabras que Ileana considera que la definen. Sin lugar a dudas, impulsar este cambio no habría sido posible sin esas tres virtudes que no solo la convierten en una persona especial, sino que la vuelven un ser humano con voluntad más allá de las aficiones. Y lo podemos ver en la producción de las prendas que apuntan a una actitud de aceptación y cuidado de todas las mujeres. “Al momento de sacar la línea ‘underwear’ pensamos en todas las contexturas de las mujeres. Con esto, buscamos crear prendas muy cómodas para cada una y que puedan utilizar en el día a día. Hoy contamos con productos como tops invisibles, ‘regular bras’ y calzones de algodón. Todo sin costuras”. Sicurezza se sigue formando e Iliana constantemente hace cosas para seguir moviéndose en el mercado y de un modo constructivo. “Creé Sicurezza sola. Sin ningún socio porque somos una EIRL; es decir, una empresa personal y sin socios que individualmente toma todas las decisiones de lo que vendría a ser nuestro empresa. Sin embargo, recientemente se unió un nuevo director y socio al equipo, así que pasaremos a ser una SAC. Esta ha sido una decisión muy importante para poder crecer cada vez más rápido”.  Influenciar al público de una manera positiva también es una parte esencial que cada vez más empresas se están enfocando en trabajar. Y las oportunidades de hacerlo para este innovador proyecto se están multiplicando. “Sicurezza no va a parar hasta ser una marca internacional. Buscamos ser una ‘lovemark’,  brindando comodidad y libertad a las mujeres todos los días. Queremos abrir sucursales en varios países de Latinoamérica, fortalecer la atención online con mayor cantidad de envíos a nuevos mercados y seguir avanzando con nuestro proyecto de embajadoras tanto a nivel nacional y del extranjero. Y así lograr revolucionar el mercado lo antes posible”. Finalmente, Ileana se despide con esta reflexión y nos vuelve a confirmar que aunque tengamos metas diferentes, todos poseemos la capacidad de generar un alto impacto, empoderarnos y avanzar. “El cielo es el límite. No paren hasta sentir orgullo por ustedes mismos”.

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments