La música significa pasión, sentimiento y dedicación. Es mostrar el alma a través del arte y plasmarlo en el corazón del público.

Fiorella Montellanos cumple con todos estos requerimientos pues desde pequeña siempre se ha visto rodeada de la música “en el colegio era la voz principal del coro, tocaba violín a los 7 años y cantaba con mi mejor amiga Rebelde Way,  mientras caminabámos por la calle luego del cole sin ningún roche (ríe) incluso bailaba. Ahí supe que lo disfrutaba mucho”, recuerda.

Al saber que pertenecía a este rubro, decide incursionar de manera oficial “cuando tenía 21 años decidí atreverme y sin pensarlo, casi como un impulso, me animé a cantar en La Voz Perú”. No obstante, la moda también era una pieza importante en su vida y era el complemento que ella necesitaba para audicionar “en esa época yo ya bloggeaba sobre moda, así que atreverme fue algo sencillo. Lo sentí como una nueva aventura donde ya no solo iba a armar mis looks, ahora iba a hacer un show completo y ser yo”.

Fiorella describe a crear música como su lado más sensible; por ello, en el 2019 decidió concretar el proyecto de convertirse en solista “comencé a ensayar con amigos, subiendo historias de los mismos ensayos y luego covers a mi Instagram”. A pesar de que era una medida arriesgada, fue un éxito “en mis primeros 5 meses cantando abrí el desfile de la diseñadora Camille Defago, una producción alucinante por Miss Parker y Christian Duarte. Y a los 6 meses ya me habían llevado a cantar  en Trujillo y Cuscoo, lugares hermosos”.

Este tiempo fue extraordinario y despertó sentimientos en ella “esa sensación es como navidad, tu cumpleaños y año nuevo juntos, que llegas al corazón de la gente. Aun me siento chiquita cuando lo pienso”. Sin embargo, ella debió superar muchos retos, entre ellos la inseguridad “la música saca un lado muy expuesto mio y ha sido una conversación constante conmigo misma de ver que no hay nada malo en abrir tu corazón y dejar que sientan contigo”. Ella nos recomienda, por ello, a confiar y dejarse llevar.

Aunque al principio si le resultaba díficil “solo los que me conocen realmente saben que soy un poco introvertida y al comienzo tenia un tic que me temblaba la rodilla izquierda (ríe)”. Sin embargo, nos menciona que lo ha superado “ahora es diferente, incluso puedo tener nervios pero ya son como cosquillas. Hay una magia cuando uno canta, y no sé qué pasa conmigo pero me entra el show”.

Su familia, ella resalta, ha sido un pilar en su carrera artística “mi familia ha confiado tanto en mí, en mi arte. Siempre me va a parecer increíble que yo haya dicho que quiero ser diseñadora de moda y cantante, y mis papás hayan dicho: perfecto, te apoyamos. Esas cosas no pasan normalmente.” Aunque nunca olvida el apoyo brindado por sus amigos “tengo la bendición de estar rodeada por seres tan talentosos y buenos, que me inspiran y están ahí siempre. La vida es sabia si mantienes los ojos bien abiertos”.

No obstante, para esta intrépida cantante, la moda ha sido su otra pasión “estoy en mi último ciclo. Amo diseñar, agarrar una tela, maniquí y solo perderme en mis creaciones”. Aún así, también disfruta de realizar otras actividades “me encanta bailar, andar sola por la calle cantando, también bailando,ir a comer sola, me gusta pasar tiempo conmigo misma. Ahora en la cuarentena le estoy dando duro a la cocina ¡Cuánto relaja! Un placer personal es ver documentales de música o historia. Por ejemplo, cómo nació un género musical, saber la historia de los cantantes o músicos que admiro es demasiado para mí”.

Por ejemplo, uno de los géneros musicales que Montellanos adora es el blues pues la ayuda a inspirarse “hay algo en este género para mí y es la historia. Tengo un afán con la historia de la raza afroamericana y el inicio de este género es duro pero liberador”. Ella, por añadidura, nos cuenta un poco sobre la historia de este género “nace del sufrimiento de esclavos y los cánticos que hacian en las plantaciones de algodón y tabaco”. Además, explica cómo se siente sobre aquello “en el blues eres libre, improvisas, te vas en un viaje de emociones y regresas. Alimenta mi alma muy seriamente”

Otra de sus inspiraciones se encuentran en las redes sociales, sobre todo en Instagram “sigo a 2 cuentas @6amsuccess y @millionare_mentor que me encanta cómo te sacan de cuadro, que la diferencia entre quien admiras y tú, es que esa persona se atrevió y fue por el oro. (Con oro me refiero a tus sueños). Tienen frases demasiado buenas”.

Si este huracán se describiría en tres palabras: camaleónica, terca y fiel. Y, con esta entrevista, no podemos negarlo. Así como los huracanes, también, ella no para a pesar de las adversidad y ya tiene listos algunos de sus planes “compartir, producir y presentar mis propias canciones. Tengo un equipo increíble y este es el siguiente paso que tanto anhelo. Lo bueno es que la cuarentena ayuda, creando 24/7 (ríe)”. De igual forma, no ha dejado las telas y pasarelas de lado “este año terminó mi carrera de diseño como les dije así que los sorprenderé por ahí también”.

Gracias a su experiencia, Fiorella anima a otras personas que aspiren a ser artistas a intentarlo “mándate. VIVE. La vida es solo una. Y si te caes, aprendes, te curas y te levantas. Y lo más importante: ensaya, ensaya, ¡ensaya! Nada llega gratis”. Por otro lado, resalta el amor propio “otra cosa importante es no te compares. Eres único y si tu no te la crees, nadie lo hará”.

Por último, nos comparte una frase para la reflexión “fui a los bosques porque deseaba vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida… para no darme cuenta, en el momento de morir, de que no había vivido.” No cabe duda que Fiorella Montellanos nos tendrá atentos con lo que se viene.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments