Diario de cuarentena con Verónica Montes

La actriz peruana conversa con nosotros desde México para contarnos todo sobre sus papeles en la “La Piloto” y “El Señor de los Cielos”. Su sueño de llegar a Hollywood y algunas confesiones sobre lo que ha cambiado en su vida, a raíz de la cuarentena. ¡No puedes dejar de leerla!

La historia de una mujer fuerte
Verónica mira de frente. Se levanta cada vez que se cae y se mueve distinto. Es especial. Antes de comenzar a soñar nos cuenta que la vida no fue fácil. Una lista de sacrificios le enseñaron a convivir con una nueva realidad, pero que gracias a ella empezó a transformarse y a confiar. Un vuelo sin retorno de Perú a Estados Unidos definió su camino, y su historia y la de sus seres queridos comenzó a escribirse para intentarlo de otra forma. Y así Verónica desarrolló rápidamente un instinto de supervivencia para salir adelante.


“Tuve que hacer muchos sacrificios para perseguir mi sueño de convertirme en actriz. Todas las noches, al término de mi jornada escolar, iba a tomar clases de actuación, cuando llegaba a mi casa, mis deberes escolares pasaban a segundo plano, porque no podía detener el surgimiento de mi verdadera pasión, lo que más me importaba era practicar para lograr triunfar en el mundo artístico”.
 Nadie se atrevió a ponerle límites a Verónica. La actriz peruana sabía lo que buscaba y poco a poco fue desembocando sus ganas para abrir la puerta a su primera meta: experimentar en la actuación. “Desde muy temprana edad tenía una fascinación por las cámaras que todo el mundo podía ver. Mi primera vez detrás de un lente profesional fue a los 3 años. Siempre he tenido muy claros mis objetivos, la constancia y la disciplina y siento que gracias a eso he podido llegar donde estoy, pero el cielo es el límite y yo quiero seguir creciendo”.  No había duda, la pasión estaba ahí. Viva. Verónica se permitía sentir y determinó sus objetivos para llegar lejos. Y, ciertamente iba por muy buen camino. Pues empezó a reinventarse desde su lugar para convertirse en la auténtica protagonista de su sueño. “En aquella época encontré una actividad ideal en trabajar como niñera, ya que ganaba dinero para poder pagar mis clases de actuación y a la vez tenía tiempo de estudiar mientras cuidaba a los niños”.


Cuando la cámara se prende

Verónica encontró en la actuación su verdadera identidad. Envuelta en las historias descubrió que podía ser lo que ella quería. Combinó el teatro con aspectos cotidianos de su vida, la televisión con herramientas para enfrentarse a los sets, y el cine con la seguridad para llegar cada vez más lejos. Todos los escenarios le dejaron algo. Y experiencias que le asignaron desafíos que fue superando con distintas técnicas actorales. “He hecho de todo, hasta he participado en doblaje, haciendo la voz de un personaje de la nueva película de “Trolls”, en Reality Shows, como “Mira Quien Baila”, conductora de deportes para “Televisa”, en fin. Son muchos proyectos en los que he tenido la oportunidad de participar, pero lo que me parece que es importante es que de cada uno de ellos me he llevado distintos aprendizajes”. Con el tiempo la actriz peruana tuvo más alcance. Y estas oportunidades, sin duda, la ayudaron a crecer en cada una de las etapas de su carrera profesional. Entre ellas el proceso de creación de los personajes, que, además nos cuenta disfruta enormemente de hacer. Pues le genera emociones en diferentes intensidades, e incluso, en algunos casos un fuerte sentido de identidad con su personalidad. “El personaje de La Condesa” del “El Señor de los Cielos”, es uno de ellos. Se trata de una mujer capaz de adaptarse ante cualquier situación para enfrentar cualquier tipo de problemas”. A lo largo del tiempo diversas producciones internacionales han confiado en su talento. Para Verónica es muy importante ponerle una intención especial a cada idea, acción y proyecto en su vida. Su entrega la define y la convierte en una actriz que está dispuesta a dejarlo todo en la cancha. Y la verdad que sí. Lo podemos ver de cerca en series de Netflix como “La Piloto” y “El Señor de Los Cielos”, donde ha podido trabajar con destacados actores como, Rafael Amaya, Carmen Villalobos, Livia Brito, entre muchos más. “La Piloto fue una serie muy bien hecha, por lo que siempre tuve buenos augurios para ella. Pero considero que “El Señor de los Cielos” fue la serie que catapultó mi carrera. Después vinieron proyectos como “Papa a Toda Madre” en el que incursione en la comedia y me encantó; “Promesas de Campaña”, mi primer sátira política, una obra de teatro “Una pareja de 3”, donde trabajar de sol a sombra con Sebastián Rulli y Gabriel Soto me hicieron crecer mucho como actriz, la película de “Papa Se busca”, donde se juntaban la comedia y la acción”. Los impulsos la llevan. Verónica mantiene la fuerza y para ella el miedo a lo desconocido no existe. Es una actriz valiente y preparada. Además, le encanta incluir la libertad y el juego en sus personajes ya que los defiende, y trabaja constantemente con su imaginación para sacar lo mejor cuando la cámara se prende. Algo que le permite conectarse con las historias. Sin embargo, antes de salir a escena también suceden otras cosas. Se comenten errores y a veces puede ser muy divertidos de vivirlos. Verónica nos relata uno de ellos. “Durante la grabación de la serie “La Piloto”, nos tocó grabar escenas en una cárcel en México. Quería repasar unas líneas, por lo que saqué mi celular y empecé a leerlas. Mientras leía me entró una llamada de una amiga, empecé a platicar normalmente con ella cuando llegaron corriendo dos policías a detenerme, me quitaron mi celular y me llevaron con ellos, sin que yo supiera a donde iba. Me terminaron dejando en la oficina del director de la prisión, cuando entro me dijo que había roto la regla de no poder introducir teléfonos, motivo por el cual tendría que romper el contrato con la productora y suspender la grabación. Finalmente resultó que el director era fan de “El Señor de los Cielos” y pudimos resolver el problema con una foto de los dos. ¡Esa vez puedo decir que ha sido el día que más tiempo me he pasado temblando!”.


Confensiones en cuarentena

Verónica es una observadora de sí misma. Todos los días descubre cosas nuevas en ella y las convierte en las fortalezas más bellas al momento de pasar a la acción. Algo que en tiempos de cuarentena se ha reforzado mucho más. Pues, su percepción sobre la vida, sobre todo, su percepción acerca de la felicidad ha atravesado un gran viaje de descubrimiento interno para conectar con su propósito de vida y con la gente que la sigue.  “La felicidad para mi es estar grabando en un set. Y esta pandemia lejos de cambiar mi percepción sobre ella, me hace extrañarla mucho. He sufrido mucho en esta pandemia, y lo único que puedo decir es que agradezco a Dios por lo que tengo, ya que me queda claro que hay mucha gente pasándola mucho peor que yo”. Verónica está comprometida más que nunca con sus metas y trabajando en su crecimiento personal para superar nuevos retos e incluso salir de su zona de confort. “Por el momento estoy trabajando en varias posibilidades, buscando cual es el mejor camino para alcanzar mi próxima meta, que es Hollywood”. Por otro lado, la actriz peruana también nos comenta su opinión sobre las producciones de nuestro país. Una interesante visión que nos impulsa a seguir avanzando en el mundo cinematográfico, teatral, entre otros. “Me parece que han ido evolucionando en muy buena forma. En general cada vez son mejores y sin duda van por buen camino. En particular hay algunas que ya se pueden medir de tú a tú con las mejores producciones del mundo”. Estamos seguros que en el Perú hay mucho talento y gracias al esfuerzo lograremos cosas increíbles. Ojalá podamos ver pronto a Verónica en una película o novela nacional, donde pueda revelarnos una vez toda esa actitud, entrega y ganas poderosas que le pone desde el primer momento. Los tres elementos fundamentales para cumplir con nuestros sueños. Y ahora, es momento de despedirnos. Pero no sin antes robarle a Verónica un consejo muy especial. Esta vez para las personas que desean dedicarse a la actuación. Una carrera maravillosa y que cumple un rol muy importante: crear espacios de transformación para transmitir mensajes potentes. “Lo primero es que hagan un autoanálisis a conciencia si realmente tienen la vocación. Aunque estoy convencida que el éxito en cualquier carrera requiere de mucho sacrificio, en esta carrera en particular, los “Lugares Disponibles” para lograrlo, son muy pocos. Una vez que estén seguros de que es su vocación, trabajen en su perseverancia y disciplina, además de armarse con mucha paciencia”.

Foto: Carlos Salazar
Body: @iloraofficial

Traje: @grupojulio
Vestido: @yoemormx

4.5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Javier Eduardo Ron Cárdenas

Eres una mujer increíble te adoro “Condesa”