Todos conocemos a la bella Fashaddicti, pero muy pocos conocen a la mujer detrás de esta gran marca personal, que con tan sólo 23 años, ha ido construyendo poco a poco con mucho éxito. Hoy conoceremos un poco más sobre Carolina Braedt.

Fashaddicti nació en el 2014, más que nada como un canal de Youtube en donde daba consejos de maquillaje, pues ella era maquilladora y son sus amigas quienes le dan idea de abrir su propio canal. Luego se fue reinventando cada vez más, por lo que no sólo quedó en maquillaje, sino también que cambió a dar tips de moda y luego se convirtió en un blog. Tampoco se quedó solamente en Youtube, pronto decidió que su fuerte sería Instagram. Lo que buscaba, finalmente, era hacer una comunidad en donde comparten de todo un poco. 

Los días libres de Carolina los dedica a ir al cine, ver películas, tocar guitarra y, una de sus pasiones, viajar. Su día a día es muy variado, a ella no la atan las rutinas, pues un día está en la oficina, otro día de shooting, reuniones, viajes, deportes, entre otras cosas. 

También nos habló de Esthercita, su nuevo proyecto. Todo comenzó cuando Carolina se dio cuenta de los colgantes que usaban su abuela y su tía para sostener sus lentes; ella los amaba. Sin embargo, nunca encontró uno de estos sujetadores que tengan un estilo más juvenil, quería poder usarlos sin que la hagan lucir mayor. Le pareció que, de un accesorio antiguo, podría crear algo bastante innovador y, además, que es bastante funcional. A ella siempre le pasaba que no quería perder de vista sus lentes de medida o que se le perdieran y arruinaran. Por el momento sólo se encarga de estos sujetadores, pero más adelante planea expandir su marca y agrandarla vendiendo demás accesorios, siempre manteniendo la identidad vintage de Esthercita. 

Carolina es una mujer cosmopolita, como ya nos lo había contado, ama viajar y lo ha hecho a varios países alrededor del mundo. Pero siempre tiene la ilusión de poder conocer más e ir a lugares que nunca antes había ido, como India, Japón y La Polinesia francesa. Además, se animó a hablarnos un poco más sobre su familia; nos cuenta que vive sola porque su madre está en Alemania, su hermano en Madrid y su padre ya no está con ellos; y, como el lugar donde vivía le quedaba muy lejos a donde trabaja, decidió mudarse. 


Si no sería lo que hoy en día es, a ella le hubiera gustado trabajar en una empresa de marketing. Ama coordinar las campañas de márketing porque, de hecho, ella estudió eso y le parece muy interesante este mundo. Considera que hay aspectos que muchas empresas no están explotando y le gustaría tener una dirección creativa de las campañas de marketing y publicidad, logrando que hagan una conexión más real con los clientes. 

Algo que pocos saben es que  tenía deseos de ser actriz, incluso postuló en una academia en Nueva York; sin embargo, las cosas no se dieron por motivos mayores y, posterior a eso, es que estudió marketing. Todavía hay algunas cosas en las que más adelante le gustaría incursionar, como por ejemplo la música. Por ahora se le están cumpliendo otros sueños como lo del blog y viajar por todo el mundo. 

Muchos suelen pensar que los influencers tienen un personaje en redes y en la vida real son muy distintos a lo que todos conocemos. Ella también nos habló, entre risas, un poco más sobre esto y nos contó que, en realidad, Fashaddicti y Carolina son muy parecidas. 

“Reconozco que quizás son un poquito más renegona en la vida real, un poco más seria, puede ser. Me tomo las cosas con un poco más de seriedad. En las redes sí soy mucho más relajada, me ven por el lado más tranquilo. No es que enseñe cuando estoy en reuniones importantes, pero también tengo ese lado de girlboss”.

Admira mucho a su madre, aunque suene muy cliché, porque después de casi veinticinco años de vivir en Perú, se regresó a su natal Alemania a perseguir el amor nuevamente. Eso le parece demasiado bonito y admirable.

También hubo espacio para hablar de la moda. Ella considera que los básicos están de regreso. Por su lado, intenta reducir las tendencias y trata de comprar cosas de más calidad, colores más neutros que se puedan combinar con más looks. Tener un closet más cápsula, no tan extenso y que siga un sólo estilo para evitar comprar y comprar. 

Foto: Cristopher Melgarejo
Styling: Fabiola Farah
Diseñadoras: Sophia Lerner & Macarena Vizcarra

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of