PASHA DE CARTIER

  • Un reloj de culto desde su creación en 1985
  • Un cuadrado en un círculo
  • Un diseño fuera de lo común
  • Un reloj extraordinario y unisex
  • La colección: Acero, oro amarillo, oro rosa y diamantes, la colección Pasha de Cartier incluye numerosos modelos, desde las piezas más joyeras hasta las más relojeras en su versión esqueleto.

El reloj Pasha de Cartier, con su extraordinario diseño y sus códigos diferenciadores, está pensado para personas que viven a lo grande y con pasión desmedida. Con una percepción amplia y panorámica del mundo que define a una nueva generación de talentos coronados por el éxito. Un éxito que alcanzan en 2020 al emprender nuevos caminos creativos, singulares y muy diferentes a aquellos que lograron sus antecesores en los años 80.

Un enfoque muy positivo que comparten aquellas personas que practican la apertura de mente, el espíritu multidisciplinar y la conexión. Sus ambiciones son tan audaces y poderosas como el reloj Pasha de Cartier. Un reloj extraordinario que se aleja de los cánones y convencionalismos del relojero clásico.

La gran diferencia radica en la acertada elección de su seña de identidad. Por un lado, introduciendo el cuadrado de la minutería en el círculo de la esfera y, por otro, los cuatro números árabes de gran tamaño, que le otorgan un estilo ultra contemporáneo. Su original diseño planta cara a la hegemonía de las formas redondeadas en la relojería clásica, destacando aún más su originalidad y singularidad, en gran parte conseguidas gracias a los “clous de Paris”, que confieren gran estilo al brazalete, y a su corona con cadena, que asegura una visibilidad máxima.

Por todas estas razones, el Pasha de Cartier es un reloj de culto desde su creación en 1985. Por aquel entonces, su poder conquistó a personalidades influyentes de su generación. Gracias al poder que destila, el reloj Pasha se convirtió en objeto de deseo de hombres y mujeres. Adorado y deseado a partes iguales. Un reloj único que ama la luz, asume sus excesos y reivindica la fuerza de su carácter.

El reloj Pasha de Cartier de los años 2020 se mantiene fiel al original, pero añade algo más de sofisticación gracias a su corona, que incorpora una espinela azul o un zafiro, su brazalete intercambiable y sus múltiples opciones de personalización. Un reloj que late al mismo ritmo, aunque con los códigos, la diversidad y la energía de los nuevos creadores.

El nuevo reloj Pasha

Brazaletes intercambiables, fondo de zafiro, nueva corona y grabado personalizado: el reloj Pasha de Cartier se sofistica con funciones y detalles relojeros que refuerzan aún más su diseño e intensifican su ergonomía.

Una corona preciosa

La corona con cadena constituye uno de los elementos clave del diseño del reloj Pasha de Cartier. En esta nueva versión, Cartier ha ido aún más lejos con su refinamiento, vistiendo la corona de cuerda, disimulada bajo su cubierta acanalada, con una espinela azul o un zafiro. Una duplicación de azul que sofistica la ergonomía de la corona y la belleza del reloj.

Un reloj personalizable

Cartier estrena un nuevo grabado personalizable con el reloj Pasha. Creado con forma de iniciales, el grabado se instala bajo la cubierta de la corona, imperceptible y secreto. No se deja ver a no ser que la famosa corona con cadena del reloj Pasha de Cartier sea desenroscada.

Un brazalete plural

El brazalete del nuevo reloj Pasha de Cartier, siempre en armonía con su época, ha evolucionado. Gracias a los colores y los materiales elegidos, responde a los nuevos estilos de vida, acompaña al movimiento y se adapta fácilmente a las circunstancias. Acero, oro, piel: todas las versiones son intercambiables gracias al sistema QuickSwitch patentado por Cartier, cuyo mecanismo invisible se funde en la arquitectura de la caja. Se sitúa bajo la caja y se acciona ejerciendo una simple presión.

Una tecnología de vanguardia a la que se le suma la modificación de la talla y de los eslabones del brazalete de metal. El sistema SmartLink, objeto de un registro de patente, permite el ajuste del largo del brazalete por sí mismo y sin necesidad de herramienta. Cada eslabón SmartLink está equipado con un pulsador que permite sacar la barrita de fijación y retirar o añadir uno de los eslabones de metal del reloj Pasha de Cartier.

Un movimiento revelado

Dotado con un fondo de zafiro que permite ver su movimiento, el nuevo reloj Pasha de Cartier está equipado con el calibre automático 1847 MC, que va aún más lejos en la búsqueda del rendimiento y de la comodidad gracias a su resistencia a los campos magnéticos y a su hermetismo.

Resistencia a los campos magnéticos

El uso de componentes de níquel-fósforo en el corazón del mecanismo de escape y del movimiento, así como un escudo realizado con una aleación antimagnética integrado en la caja, permiten al calibre 1847 MC resistir efectivamente a los poderosos campos magnéticos a los que puede verse sometido un reloj en la vida diaria.

Hermético

Gracias al diseño con ensamblado atornillado, el nuevo reloj Pasha de Cartier es hermético hasta 10 bar (~100 metros), al mismo tiempo que conserva su grosor mínimo.

4.3 3 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments