Durante muchísimo tiempo hemos venido acostumbradas a ver en medios de comunicación o inclusive en las mismas películas pornográficas un “modelo” de lo que son las tetas perfectas. Típicas paraditas, blancas, con el pezón chiquito y un tamaño espectacular. No solo lo vemos, sino que nos identificamos con eso y cuando vemos lo que realmente hay debajo de nuestro polo o sostén, ¡creemos tener un problema! Claro…lo que tenemos no es lo mismo que lo que vemos y es ahí donde empiezan a surgir todo tipo de complejos. 

Si no nos gusta lo que tenemos, entonces claramente no vamos a permitir en nuestras relaciones el que nos toquen, nos acaricien y así, ¿Cómo vamos a recibir placer? Los complejos solo están en nuestra mente y en ningún lugar más. Los senos han sido sexuados desde siempre y su función principal no es la de causar placer al otro. Su función principal es la de amamantar a un bebe, así que tenga la forma que tenga, su función siempre será la misma.

El desarrollo de los senos en las mujeres es muy diferente en cada caso. Normalmente antes de los 8 años aproximadamente, empiezan los estrógenos (hormonas femeninas) a actuar en el cuerpo de la mujer y empezamos a desarrollar distintas características propias de las mujeres. Es normal que, en todo el desarrollo de la pubertad, los senos sean asimétricos, que no sean los esperados, que uno sea mas grande que otro, ¡todo es normal! Así como tenemos un ojo más grande que el otro, un pie más grande que el otro, ¿por qué no iba a suceder lo mismo con nuestras tetas?

El placer sexual que se puede sentir en los senos es completamente independiente a su tamaño. Eso de que el tamaño importa, es solo en temas de preferencias, nada más. Hay a quienes les gusta los senos grandes, como a quien les gusta los senos pequeños, pero eso no va a regir nuestra decisión con nuestro propio cuerpo. La que debe sentirse cómoda con el, ¡eres tu! Las tetas son mucho más que areola y pezón, es toda una zona sensible y llena de terminaciones nerviosas que nos pueden regalar mucho placer y disfrute. Van desde la zona de la clavícula, hasta las axilas y por debajo están conectadas al útero. Es por este motivo que muchas mujeres logran tener la tonificación perfecta de abdomen mientas están dando de lactar. ¿Interesante no?

Entonces, ¿te imaginas si se estimulan bien los senos, la cantidad de placer que nos puede regalar? ¡Inténtalo! La sexualidad no es solo genital, no es solo penetración. La sexualidad es un todo de acciones que te hacen sentir bien, ¡que te hacen sentir rico! Y sobre todo que te hacen sentir contigo misma.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of